Register
A password will be e-mailed to you.

LOS FINAL FOUR EN LA LIGA DE BALONCESTO: REVISIòN DEL DìA 1

Ayer, no màs de una hora antes del inicio de la primera semifinal de los Final four del BCL,lloviò durante unos diez minutos en Tenerife. Fue una ducha corta pero adecuada – “Dios orinando en nosotros”, como los lugareños lo describieron.

Diez minutos tambièn fueron bastantes para los dos equipos que emergieron de las semifinales para llegar a la final: Banvit BK y Iberostar Tenerife. La selecciòn Turca superò al AS Monaco por 18-8 en el tercer cuarto, para cancelar el muy buen compienzo de sus openentes y entrar en el ùltimo trimestre con una ventaja de 1 punto y el impulso claramente a su lado.

Luego, todo lo que los anfitriones de la primera FIBA BCL Final Four necesitaban era unos excelentes cinco minutos al final de la primera mitad y otros cinco en el comienzo de la segunda, cuando mantuvieron a Reyer Venezia sin goles, por un seguro doble dìgito en delantera .

Pero esos diez minutos de cada juego definitivamente no cuentan toda la historia de ambos duelos.

BANVIT BK – AS MONACO (83-74)

Monaco comenzà el juego como se esperarìa, trayendo sus altos niveles de atletismo, volviendose fìsico y haciendo tres – siendo 4/5 de detràs del arco al final del primer trimestre. Y mientras mantenìan sus niveles de energìa bastante altos para la mayor parte del resto del juego, tiraron un devastador 2/20 tiro de t3 puntos en los pròximos tres trimestres.

Por supuesto ese no es el ùnico elemento del juego que resultò que el cuadro de puntuaciòn indìque 83-74 al final del juego. Los jugadores de Banvit entraron en la cancha, depuès del descanso de medio tiempo, con una intenciòn clara de no permitir que sus oponentes demostraran lo que los hace un equipo, muy divertido de ver y los conteniò a 8 puntos en el tercer cuarto. Probablemente la mayorìa se enfocarà en la defensa y còmo los muchachos de Filipovski evitaron que Monaco hiciera cestos fàciles, pero quisiera reiterar cuàn importante fue tambièn el ritmo ofensivo para ellos. Durante la mayor parte del juego, Gasper Vidmar fue superado en la zona pintada y el sospechoso habitual de Banvit, Jordan Theodore, sòlo tuvo 3 puntos en el tercer trimestre – asì que ¿còmo logrò el lado Turco, no sòlo de limitar a los Franceses a 8 puntos pero tambièn marcar 18? ¡Entre Kulig, Korkmaz y Orelik!

La estadìstica de Kulig no aparece tan impresionante, con 7 puntos, 1 rotaciòn y 4 faltas personales en 20:41 de tiempo de juego. Hasta que llegue a la columna +/- que tiene el nùmero “15” y que te hace volver a leer el nùmero “6” en los rebotes.
Algo digno de mencionar es que en esos 7 puntos hay una jugada “and one” inmediatamente despuès de que Vidmar fue expulsado por su 4ta falta personal. Entonces, Korkmaz asumiò el control:

Korkmaz eventualmente tirò otros 3 puntos y esos 9 puntos fueron parte de la diferencia entre Banvit y Monaco en el tercer trimestre. Las partes restantes pertenecen a Gediminas Orelik, que agregò 16 puntos (con 5/9 goles de campo y 4/4 Fts) y 5 rebotes jugando durante todo el juego (asì es muchachos, Orelik jugò for 40 minutos)! El refuerzo de estos muchachos diò la posibilidad de un doble-doble a Theodore, con 21 puntos y 11 asistencias en sòlo 3 segundos menos de tiempo de juego que el de Orelik (39.57).

Para Monaco, Shuler terminò el juego con 20 puntos, pero sòlo 1 asistencia en el resto de sus estatìsticas (statline). Wright and Bost combinaron 12 rebotes, 8 asistenciasy 1 robo, pero tambièn 9 faltas y un devastador 7/23 goles de campo y 3/8 tiros libres. El rendimiento de Billy Yakouba Ouattara tambièn vale la pena mencionar: 11 puntos con 5/7 goles de campo.

Lo màs interesante y positivo para el AS Monaco de esta semifinal, sin ebargo, al menos en mi opiniòn, vino del post-juego. Shuler y Ouattara salieron del vestuario para ir a la zona mixta y la sala de conferencias de prensa sin parecer muy tristes y abrazados, asì que les preguntè sobre ello y ambos me dieron una respuesta parecida:

IBEROSTAR TENERIFE – UMANA REYER VENEZIA (67-58)

El comienzo de la segunda semifinal BCL tuvo dos sorpresas: Los aficionados de Venezia y el inicio del juego de Venezia. Probablemente impulsados por el apoyo que estaban recibiendo, los jugadores de Reyer tuvieron un primer cuarto impresionante que podrìa haberles dado una ventaja aùn mayor que los 5 puntos que obtuvieron. Tenerife logrò arreglar las cosas en el segundo cuarto y con un rendimiento perfecto de Timas Abromaitis dejaron el campo para el medio tiempo con una ventaja de 6 puntos.

Sin embargo Venezia se mantenìa pendiente y la segunda mitad parecìa que podrìa ser bastante interesante, pero luego los primeros cinco minutos del tercer trimestre sucediò: El equipo Italiano se quedò sin marca en ese perìodo y el dèficit subiò a casi 20 puntos.

Los jugadores de Walter De Raffaele lograron impedir a Tenerife que marquen durante un par de minutos, pero ellos tampoco pudieron marcar. Despuès de un tiro de 3 puntos de Ress que trajo el diferencial de puntuaciòn cerca de un nùmero de un solo dìgito, Tenerife pidiò un tiempo de espera y con menos de 5 minutos para que el juego termine era un tiempo de “fullcourt” para Reyer. Una vez màs, desafortunadamente para ellos, terminò muy ràpido, ya que recibieron dos faltas en dos intentos defensivos consecutivos y Tenerife logrò mantener su ventaja hasta el final del juego.

En general, nadie puedo culpar Umana Reyer Venezia por no intentarlo pero el Iberostar Tenerife, guiado por Abromaitis, fue simplemente mejor. Timothy James “Tim” Abromaitis fue sensacional y llegò muy cerca a un doble-doble (19 puntos con 7/9 goles de campo y 9 rebotes en 24:19 de tiempo de juego).

Las semifinales concluyeron con otra demostraciòn de respeto, en la que, durante el post-juego, tanto De Raffaele como Mike Bramos felicitaron a Tenerife y admitieron que sus oponentes merecìan llegar a la final mucho màs de lo que hicieron. La elegancia de todo el personal y jugadores es definitivamente algo que nos llevaremos con nosotros de Tenerife, cuando el Final Four termine.

IBEROSTAR TENERIFE – BANVIT BK (Sunday, April 30, 19:15 GMT+1)

La primera temporada de la Liga de Campeones de Baloncesto llega a su fin el domingo, con CB 1939 Canarias – conocido como Iberostar Tenerife, alojando Banvit Basketball Kulubu. Es la gente local que quiere defender su terreno contra el equipo que querìa ganar desde el comienzo de la temporada. Y ciertamente parece interesante!

El rendimiento de Banvit en la mitad de la semifinal puede darles el derecho de decir que està manteniendo lo mejor para la final y Tenerife puede decir que tendrà mucha màs ayuda de jugadores como Doornekamp y Bogris. En general, sin embargo, es un territorio bastante desconocido ya que èsta es la primera final Europea para ambos entrenadores, todo el personal y para los jugadores. Si quisiera señalar un par de elementos que ya estoy emocionado de ver serìa la actuaciòn de Gasper Vidmar despuès de su oxidada semifinal, la actitud de Furkan Korkmaz despuès de la confianza que probablemente tuvo desde el final de la semifinal y Bryan Colangelo observàndolo, Jordàn Theodore, obviamente, y còmo Tenerife decidirà jugar esto, ritmo y estilo de ataque sàbio, asì tambièn como quièn acudirà para ellos esta vez.

Para concluir, para aquellos de ustedes que estàn interesados en profundizar màs este juego, Rob Scott ha escrito una muy buena vista previa en EuroLeague Adventures, hay artìculos màs detallados de Tenerife y Banvit en el sitio web oficial de la Liga de campeones de Baloncesto y luego un par de partes interesantes de anàlisis de datos avanzados que he producido a partir de los datos de juego por juego de la temporada que se puede comprobar a continuaciòn:

ANÁLISIS DE LA LIGA DE CAMPEONES FINAL FOUR: LAS FINALES Y UN VEREDICTO

Despuès de que algunos tres puntos y la presencia instantànea de Niang sacaron fuera a Tenerife, apesar del esfuerzo de Theodore de darle a su equido la guìa que necesitaban– con 6 puntos y 2 asistencias en jugadas consecutivas, Kulig hizo un doble tiro y consiguiò que Banvit tuviera un dèficit de 1 punto con 123 segundos para que termine la final y la primera temporada de la FIBA BCL. Davin White hizo los dos tiros libres que le concedieron despuès de una falta de Kulig y luego tirò un tres frente a la cara de Furkan Korkmaz, despuès de que el joven Turco habìa perdido su tiro, para llevar al Iberostar Tenerife a una posiciòn de seguridad con seis puntos a la delantera, con no màs de 70 segundos para que termine.

El entrenador Saso Filipovski pidiò un tiempo muerto. Tuvo que pedirlo, ya que ahora era una escena tipo “misiòn imposible” para su equipo. Chappel se perdiò el triple, pero Orelik estaba allì para agarar el rebote ofensivo y hacer el cesto para mantener vivo a su equipo.

Tenerife, como era de esperarse, defendiò el resultado, el tiro de Doornekamp detràs de la lìnea no bajò y, depuès de mirar la repeticiòn, los àrbitros decidieron que era Abromaitis que tocò el balòn antes de salir fuera de los lìmites. Banvit Basketbol Kulubu fue abajo por 4 puntos, pero al menos tenìan la pelota y 17 segundos para intentarlo una vez màs. ¿Y quièn màs podrìa intentar imitar a Tom Cruise, en esta versiòn Turca de Misiòn Imposible, que Jordan Theodore?

Desafortunadamente para èl y para el grande placer de la mayorìa de la gente en el Pabellòn Insular Santiago Martìn, su intento de layup con la mano izquierda se quedò corto, Abromaitis esta vez agarrò el balòn con èxito y Club Baloncesto 1939 Canarias fueron los 2017, y los primeros ganadores de la Liga de Campeones de Baloncesto de FIBA!

Tenerife - BCL 2017 Champions

Tenerife – BCL 2017 Champions

“¿Còmo estuvo el juego?”, puede que se pregunte. El juego no era lo que llamas “divertido de ver”, definitivamene no fue (especialmente en contraste con un entretenido juego de tercer lugar que tuvo lugar un par de horas antes). Pero definitivamene fue un juego que te alegra haber visto- lleno de nervios de los jugadores al principio, lleno de momentos que podrìan haber sido puntos de inflecciòn, llenos de una multitud apasionada a su manera fina. Y esta “ buena manera” es la razòn principal por la que estoy escribiendo esta pieza.

Realmente espero que alguien de FIBA haya capturado esto porque merece existir y ser admirado en forma mltimedia pero en cualquier caso voy a hacer mi mejor esfuerzo para describirlo en palabras: Un par de minutos despuès del silbato final de la final y cuando se espera una pista llena de fans de Tenerife que solo esperan que el lado perdedor reciba sus medallas para que puedan gritar a toda voz el momento en que su equipo recibe el trofeo, nosotros “neutrales” escuchamos algo que nos hizo escuchar unos a los otros en interrogaciòn. ¡Todos aplaudìan al equipo Turco! Y cuando escribo “aplaudir” no me refiero a “simplemente aplaudir”. Me refiero a la gente en el estadio, la mayorìa de ellos si no todos, en realidad cantando el nombre de su oponente- en un dulce y hermoso rìtmo de “Ban-vit! Ban-vit!”.

Aquellos momentos fueron “la guinda del pastel” de un fin de semana lleno de fairplay y respeto entre todos los miembros de cada equipo, de perder las riendas al admitir la superioridad de sus oponentes y de ganar los partidos felicitàndolos por sus esfuerzos durante toda la temporada. Pero no sòlo eso, como los lados perdedores mostraron que hay mucho màs que ganar o perder:

En definitiva, la Liga de Campeones de Baloncesto de FIBA fue mucho mejor de lo que la mayorìa de nosotros pensàbamos que serìa y probablemente sera mejor la pròxima temporada sin adiciones de ùltimo momento, un formato mòs estable y las lecciones de la experiencia de esta temporada. Ciertamente, todavìa le falta para poder competir con el EuroCup, sin embargo, y no parece que lograrà llegar allì en cualquier momento pronto. Sin embargo, y tal vez estè escribiendo esto najo la influencia de la increìble amabilidad y los grandes espìritus de la gente de la isla de Tenerife, pero sigue siendo cierto- siguiendo algunos equipos a lo largo de la temporada y asistir a la Final Four como una persona que le gusta el baloncesto era una experiencia que vale la pena tener un 101%. Estoy seguro de que lo mismo se aplica a otros jugadores de baloncesto y el equipo tambièn- mira a la gente que viajò desde Venezia, por ejemplo- y los jugadores y el personal de los equipos sòlo tenìan buenas palabras para ello.

Por lo tanto, tal vez cuando vuelva a casa en la isla de Corfù en Grecia, nadie se impresionarà al escuchar que la Final Four consistiò en un equipo conocido por el fùtbol, que solìa ser buen mucho antes que nacièramos y que intenta convertirse en una potencia y que fue ganado por un equipo que està 5to en su clasificaciòn de la liga domèstica. Diga lo que quiera, porque la gente de aquì estaba mucho màs que impresionada.

Y que (en mi opiniòn, como siempre), poniendo las estrategias y la logìstica a un lado e incluso enteramente por su cuenta, da a la Liga de Campeones de Baloncesto un lugar en aros Europeos.

Fans at the Basketball Champions League Final Four in Tenerife

Fans at the Basketball Champions League Final Four in Tenerife

About The Author

Web Admin & Author

Seb was born and raised in the (dominated by Olympiacos' fans) greek island of Corfu in 1988. His first two memories of basketball are strongly opposing each other: He was feeling completely indifferent in 1997 as David Rivers was repeatedly cruising past the FC Barcelona defence to lead Olympiacos to their first european championship title (and eventually their first - and only - triple crown) thinking "how can it be worth any much if it is that easy?" and then fiercely fanatical as he listened to his father talking to him about basketball (for probably the first time ever in his life) to tell him that "we are almost tied at half time with the referees butchering us, we got them!" (referring to this game here). It was a one-lane way from that moment on.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.